Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 29 de octubre de 2010

Resumen del libro


Jasón Defman, en 1925 se dio cuenta que junto a él estaba un amigo que se supone estaba desaparecido, el cual ya no se llamaba Alejandro Bello, su nuevo nombre era Alonso González.  Alejandro no quería aceptar que lo conocía  pero al fin accedió a contarle su historia.

Su esposa murió atropellada y eso lo destrozo. Después en marzo tenía que hacer unas pruebas en su avión y al poco tiempo de haber despegado se levanto una espesa niebla, trato de regresar pero lo atrapo un viento huracanado.  Luego de varias horas de este vuelo vertiginoso, al avión se le acabo el combustible y aterrizo en un valle rodeado de laderas. Se bajo del avión y comenzó a explorar el extraño valle al que había llegado. Después se quedo dormido y al despertar sintió un olor a carne asada. Se encontró con un hombre que se asusto al ver que tenia una pistola. Luego se pusieron a conversar y este hombre que se llamaba Froilán Vega. Alonso Gonzales le dijo que había entrado por una quebrada que ahora no podía encontrar.
Alonso se dio cuenta de que Froilán era un delincuente que le había robado dinero al ferrocarril de Antofagasta a Bolivia.
Al final se pusieron de acuerdo y cada uno se fue por su lado y dejaron un paño rojo en el punto de partida. Cuando volvieron no estaba el paño rojo y en su lugar habían huellas de pies de indios y otras de zapatos, también vieron una mancha de sangre de un guanaco que mataron. Cambiaron de guarida y mientras lo hacían de imprevisto un indio ataca a Froilán pero por suerte esto no pasa a mayores y en eso ven un combate entre unos indios y unas personas vestidas en forma extraña. Comenzaron a caminar cuando se encuentran un pomo de espada antiguo y luego encuentran a un caballero vestido muy a la antigua. . Luego encontraron a caballero vestido muy a la antigua herido tendido en una mata y fueron a socorrerle cuando apareció un sujeto mestizo con una espada y dio un grito y aparecieron varios indios que iba a atacarlos cuando Froilán saca su trabuco (fusil) y empieza a dispararles y Alonso también disparaba cuando sintió un golpe y perdió el conocimiento.
Cuando Alonso González se despertó se encontró con la cabeza vendada y en una cómoda cama. Se da cuenta que hay sentada durmiendo una niña que tenía el rostro de su novia muerta María. Luego apareció un personaje vestido a la antigua a quien le llamo mucho la atención el reloj que llevaba Alonso González. A Bello le llamo la atención el ruido de las campanas que sonaban como si fueran de oro y el personaje que era el médico le explico que ese era el metal con que se hacían todas las cosas en Pacha Pulai
Apareció la niña, que se parecía a María Cisneros, y le pregunto quién era para saber quien había salvado a su padre. Cuando le dijo que era del ejército de Chile quedo extrañada y le contó que parte de su familia se había radicado allí. Le Explicaron que la casa estaba sitiada por unos insurgentes que eran los mismos que los habían atacado. De repente apareció Froilán vestido a la usanza antigua, y lo felicito por lo valiente que se había portado en el combate.
Recorrieron el lugar y vieron en lo alto de una torre la bandera de Castilla y León y había soldados y oficiales. Descubrieron un lugar en el que se guardaban armas antiguas y les explicaron que no podían usarlas porque no tenían pólvora. Alonso de repente se le ocurrió como podía hacer pólvora, porque allí se disponía de todos los elementos, menos de nitrito, pero había leído que podía sacarse de los muros antiguos. Alonso González de Nájera contó que conocía a los Cisneros de Chile y que eran de la misma familia que esta que estaba en Pacha Pulai o ciudad de los Cesares llamada así por la leyenda.. Los hermanos Cisneros Don Francisco y Don García se separaron por el naufragio de uno de los galeones que los traían desde España. Don García prefirió

ir en busca de tesoros a la ciudad de los Cesares. Alonso González tuvo oportunidad de hablar muchas veces con Isabel Cisnero y ella se entretenía mucho con lo que le contaban respecto de los cambios políticos, las guerras, las invenciones que habían ocurrido en los últimos 300 años y le explico que había llegado en un aparato que se llama avión.
Cuando Alonso llego hasta este punto de la narración ya había obscurecido y fue a buscar a su habitación a Isabel Cisneros y fue presentada a Jasón Defman quien conoció el desenlace a destiempo. A este le llamo la atención el acento de la mujer. Varios días y noches Alonso le contó su historia y le mostró diversos objetos de pacha Pulai, reliquias de un mundo desaparecido.
Alonso conoció la biblioteca del castillo en donde estaba Juan López de Barbadillo, que era el encargado de llevar los registro de los acontecimientos del castillo en versos. Leyendo documentos se fijo que el escribiente hablaba muy mal de un personaje que se llamaba Ramiro Reino y Cisnero, una persona muy botarate y de vida licenciosa, sobrino de Don Gonzalo, quien sospechaba el escribiente, era el instigador de la revuelta del mestizo, porque tenia interés de tomarse la gobernación, dado que Gonzalo no tenia descendientes varones que lo reemplazaran cuando el muriera y además tenia pretensiones sobre Isabel Cisnero. Esto le causo a Alonso una cierta inquietud porque se empezaba a dar cuenta que le gustaba Isabel. Pero le dijeron que a Isabel no le gustaba este personaje y solo accedía a casarse con el para no contrariar a su padre.
Alonso se entero  que como a 600 metros del castillo existía un fuerte.
Estando listo para ir a rescatar a los del fuerte Don Carlos, cuando se anuncia la llegada de un emisario del mestizo, con una bandera y era Ramiro Rey, sobrino de don Gonzalo, quien dijo que el fuerte se había rendido y que si no capitulaba se rendía iban a matar a todos los del otro fuerte. Don Gonzalo muy preocupado de lo que le decía su sobrino, pero le dijo que no podría ofrecer nada a lo que dijo Ramiro que vendría en la tarde nuevamente. Cuando Isabel supo, pensó inmediatamente que estaba mintiendo y que el fuerte no se había rendido y se lo dijo a su padre Gonzalo, quien no creyó posible que su sobrino mintiera. Alonso González, también pensó que estaba mintiendo y se le ocurrió que podrían enviar un mensaje en un volantín que dijera que el Gobernador espera que defiendan con valentía el fuerte,, para lo cual pidió ayuda a Isabel. Estaban haciendo el volantín, cuando nuevamente llego el emisario y Gonzalo lo recibió y renuncio y el capitán Nuño dijo que a partir de mañana Ramiro seria el nuevo gobernador, a lo que Alonso González le dijo que esperaba que eso no sucediera. Había viento favorable y Froilán consiguió elevar el volantín el que llego al fuerte Don Carlos y contestaron que resistirían hasta el final. Esto puso muy contenta a Isabel porque la liberaba de la relación con el sobrino de Gonzalo y le expreso a Alonso que estaba muy agradecida por lo que había hecho a lo que este le dijo que el destino los había juntado.
Don Gonzalo cuando supo la mentira de su sobrino estaba indignado y esperaría al día siguiente en que quedo de ir al fuerte y le agradeció a Alonso que con sus ideas y habilidades había salvado nuevamente al reino. Alonso e Isabel hablaron mucho, y el le contó de su vida en Chile, pero omitió contarle de su relación con su prima María Cisneros.

Cuando llego Ramiro Reino temprano al día siguiente, rodeado de milicias e indios, Don Gonzalo lo increpo y le dijo que no era digno de llevar el apellido Cisnero y que se volviera. También venia el mestizo Pancho. Lugo en el fuerte se tomo la decisión de ir a recatar a los del fuerte Don Carlos y se formaron los soldados los que iban con los arcabuces (fusiles) e iban marchando cuando vieron a los enemigos que se acercaban. Los esperaron y cuando estuvieron cerca abrieron fuego y lograron que se fueran, después de dejar muchos muertos. Llegaron al fuerte Don Carlos y fueron recibidos con muestras de júbilo por aquellos y con muestras de admiración. Luego iniciaron el retorno a la gobernación, llevando los animales que ahí había. Al regreso fueron atacados y parte del grupo había atravesado un puente de madera cuando lo incendiaron y Froilan quedo al otro lado, pero le pasaron una cuerda y lo atravesó. Cuando regresaron se dieron cuenta que habían atacado la casa del Gobernador habían raptado a Isabel y habían herido a Don Gonzalo y estaba muriéndose y le dijo a Alonso González que lo nominaba Regente Gobernador, porque el se moría. Y le paso una bolsita que contenía una llave y diversa instrucciones que los gobernadores se han traspasado desde los inicios. El capitán Nuno solicito permiso para leer a la tropa el decreto que nominaba a Alonso González nuevo Gobernador. Don Alonso eligió el nombre de Alonso González de Najera, antiguos parientes que llegaron a Chile en la misma época que los Cisneros
.Alonso nombro consejeros a los capitanes Nuño y a Pedro de la Riva y al cura de la gobernación padre Silesio. Barbadillo quedo nombrado secretario de la Gobernación. Recién iniciándose en sus nuevas tareas llego un ultimátum suscrito por Ramiro de Reinoso informando que tomaba el poder y requería que los extranjeros le sean entregados prisioneros. Aviso que vendría al día siguiente a buscar respuesta. Todos rechazaron esta nota. En el ínter tanto se aumento la fabricación de pólvora y se le ocurrió hacer unos cañones. Alonso González estaba inquieto porque no sabía que le había pasado a Isabel, no sabía si la habían casado con Ramiro. Para saber que pasaba a Froilán se le ocurrió tomar unos prisioneros, por lo que organizaron un ataque a los sitiadores y cuando estaban en esto algunos de los sitiadores se pasan a las filas de los atacantes, porque en las filas de los sitiadores se habían producido dos bandos los del mestizo y los de Ramiro. Uno de los que se pasaron al bando de Alonso, García Álvarez de Toledo traía una nota de Isabel que estaba recluida en un convento y le decía que la liberara y que confiaba en su ingenio y valor..
Abrió la bolsa que le había pasado don Gonzalo. Contenía una llave de los tesoros de los incas. Unos pergaminos de la historia del descubrimiento de la ciudad de los Cesares y indicaba en forma incompleta la manera de poder salir de esa zona y un cuarto pergamino que contenía un dibujo que mostraba el sol de los Incas rodeado de rayas y figuras y abajo esta leyenda
La situación en la ciudad era de tensión porque había rivalidad entre la gente de Ramiro y el mestizo Piniña. Para mandarle un mensaje a Isabel se les ocurrió enviar voladores de luces y hicieron varios y los enviaron.
Alonso González quiso ir a conocer el Lago de la Virgen que está a tres días de camino de pacha Pulai. Al llegar a la orilla del lago tomaron una embarcación a vela y los llevo al otro lado. Desde allí se divisaba el monumento del sol de los Incas, pero no hubo tiempo de conocerlo. Durante su ausencia se habían plegado muchos habitantes del pueblo a la gobernación, y contaron que el mestizo había explotado la ignorancia de la gente asustándolos por los voladores que habían largado en noches anteriores. También al regreso estaban listos los cañones que habían hecho y calcularon que tenían una puntería efectiva de 1.500 metros por lo que el pueblo a
Estaban reunidos en consejo cuando se levanto la revuelta en la ciudad. Entonces tiraron un par de cañonazos y la gente se disperso y los partidarios de Reinoso se rindieron. Se envió a la De la Riva a la ciudad a cargo de un grupo de soldados. Don Ramiro estaba sitiado por el mestizo. Luego fueron a donde estaba Isabel, cuando llegaron al convento, ella no estaba y se dieron cuenta que Don Ramiro de Reinoso, estaba atravesado por una espada y muerto y Alonso González vio que el mestizo la llevaba en caballo y la estaba raptando. Froilán hizo estragos en los indios. El mestizo quiso matarla pero Alonso le disparo a Pancho Piña y se callo del caballo y quedo botado con la cara desfigurada. Luego la levaron al convento y Alonso y Froilán fueron a dar una vuelta por el pueblo. Al regreso alguien se había llevado el cuerpo del mestizo.
Al poco tiempo Alonso se dio cuenta de lo ingrato que era ejercer el poder, incluso entre los propios integrantes de su grupo, es decir, entre los capitanes Garcia-Fernandez el padre Reluz y de la Riva, había luchas de poder. Froilán naturalmente fue tomando el cargo de jefe de policía y se dio cuenta que los seguidores del mestizo, que estaba vivo, estaban complotando y había molestia porque Alonso, un afuerino tomo el poder. Una noche Froilán no llego y durante tres noches no se supo nada de él. Alonso lo fue a buscar y de repente encontraron un indio muerto vestido con las ropas de Froilán. Lo revisaron y encontraron en un bolsillo una nota en que decía que estaba sin novedad. Alonso González se daba cuenta que a Isabel estaba arraigada en ese mundo y sería difícil convencerla de abandonarlo.
Algunos días después, caminando por una callejuela, le tiraron una piedra con un mensaje de Froilán que le decía que se encontraran a cierta hora en un lugar determinado. Froilan contó que el indio que encontraron muerto el lo había matado y se había puesto sus ropas para pasar desapercibido y empezó a seguir a unas personas que furtivamente entraban al templo del Inca e iban desapareciendo adentro. Froilan se fue al altar y movió una figura y se abrió un boquete y el se introdujo por el y se dio cuenta que estaban complotando blancos e indios contra el gobernador y quería el mestizo quedarse con Isabel. Se entero que había espías en el fuerte Don Carlos y cerca de 200 complotados en la fortaleza y que a cierta hora iban a matarlos. Cuando Isabel se entero del plan lo tomo con gran naturalidad.
Luego se puso a conversar con Froilán y se acordó que en los documentos que le había entregado el ex gobernador Gonzalo venia un papiro con un dibujo parecido a la descripción que hacia Froilán del altar del templo del Inca. Y entiende que las redondeles son lunas que eran los meses.
Se Preparo un plan para aplastar la insurrección. Rodearon el templo de los Incas cuando estaban complotando y le dieron cañonazos y lo demolieron y mientras iban saliendo se encontraron con gente conocida e incluso había un hijo de una hermana del capitán Nuño, llamado Diego Santillan y Garci-Fernandez pero no se encontraron rastros del mestizo. El Gobernador estaba dispuesto a proceder drásticamente contra la insurrección y a varios se les ahorco como escarmiento, en lugares públicos.
Cuando esto hubo terminado Alonso se sintió cansado de la extraña situación en que se encontraba y sentía remordimientos de conciencia porque había puesto su firma a varias sentencias de muerte
Alonso González de Nájera se encontraba en su despacho cuando dos mujeres de alcurnia le piden audiencia Doña Dolores de Santillan y su hija Mónica que venían a pedir el indulto del joven Diego Santillan que era muy joven y decían que no sabía lo que hacía. Le contaron además una serie de historias y de rivalidades de familia. Don Alonso dijo que lo iba a tratar en el consejo pero el era partidario de darle la libertad. Cuando se fueron estas damas, se percato que Isabel estaba observando desde su balcón. Luego se desato una batalla de influencias, unos querían soltarlo y otros no. Se disgusto cuando supo que Isabel se oponía tenaz mente a la libertad del joven. Era por rivalidad con Mencia de Santillan:::por primera vez se produjo un choque entre ambas voluntades .Isabel esa noche Isabel no fue a cenar y al día siguiente a la hora de almuerzo, le dijo a Alonso que seguramente el estaba muy contento con la libertad del joven y pensó que Alonso había sido subyugado por la belleza de la señora y Isabel le dijo que la había dejado en ridículo porque su padre habría decidido lo contrario. De repente Alonso decidió renunciar y entregarle el poder al consejo y decidió trasladarse a un sito apartado en la fábrica de pólvora junto con Froilán
Casi de inmediato en la nueva junta se produjeron rivalidades, Cuando subió la temperatura Alonso y Froilán viajaron al Valle caliente. Cuatro días después de la partida llegaron al monumento inca en que creían estaba la solución para abandonar el valle, Les costó gran trabajo encontrar el mecanismo mediante el cual se dejaba libre un pasadizo hacia la libertad. Froilán quiso irse, pero Alonso no quiso pensando en Isabel y Froilán dijo que lo acompañaría, y que fuera a buscar a Isabel. Volvieron a tapar la entrada para que nadie se diera cuenta y volvieron hacia abajo a la fábrica de pólvora y divisaron 2 jinetes que venían en su dirección.
Los jinetes (eran Don García Álvarez de Toledo el que le había traído el mensaje de Isabel y el otro mese López de Barbadillo el escribiente) desinformaron que había estallado la guerra civil La Junta de Regencia se dividió, La guarnición del fuerte Don Carlos se rebelo contra el capitán García-Fernández y la situación se agravara cuando el grupo del mestizo Pancho entren en acción. Y la única solución que veían era que don Alonso tomara el control. Alonso estaba preocupado por Isabel.
Luego de tres días llegaron a la ciudadela y encontraron todo vació y al capitán Nuño herido y con gangrena y estaban siendo bombardeados por los de fuerte Don Carlos. Los del la Gobernación respondieron con dos cañones pero no sacaban nada porque de repente aparecieron montones de indígenas que se tiraron contra los soldados de De la Riva y en pocos momentos mataron montones. Alonso se dio cuenta que no podrían ganar la batalla y se fue en busca de Isabel, mientras Froilán preparaba los caballos. Al llegar a la pieza de Isabel esta no quería abrirle, por lo que derribo la puerta y ella no quería irse con el a pesar que ya se oían los gritos de los indios entrando al castillo, por lo que no le quedo más que darle un golpe y ella se desvaneció y se la llevo .De repente Isabel despertó y vio la gobernación y las casa del pueblo en llamas y quedo muy impresionada. Una vez que llegaron a la explanada del Alto en donde estaba la fábrica de pólvora, Alonso bajo a Isabel del caballo y Froilán la ayudo a subir al suyo. Ya el mestizo era dueño de la ciudadela. Dispuso que Froilán Vega se llevara a Isabel hacia la cumbre, mientras organizaba lo necesario para defenderse. Para lo cual puso unos sacos de carbón y hombres con mosqueteros .Empezó el ataque imposible de resistir y los asaltantes habían prendido fuego a las puertas y en ese momento el mestizo se dio cuenta que Froilán Vega se arrancaba con Isabel y emprendió la carrera para tomarla. Por lo que Alonso González de Nájera fue tras el mestizo al que alcanzo a atravesarle el pecho con la espada del Gobernador y este se cayó por un precipicio. Al ver esto los indios quedaron desconcertados y ellos aprovecharon a huir, porque además estaban cerca del depósito de pólvora el que de repente exploto con una fuerza extraordinaria removiendo rocas que empezaron a desempeñarse por el abismo y de pronto al pie de cerro de la Virgen por la explosión del polvorín broto una columna de agua las que se vaciaban sobre Pacha Pulai el que estaba irremediablemente perdido.. Al ver esto Isabel lloro desconsoladamente.
Froilán estaba preocupado porque una de las mulas que contenía el maletín con la plata del robo al ferrocarril se había precipitado por el cerro, pero Alonso le dijo que era mejor, porque era plata mal habido y el tenia la llave de la fortuna del tesoro de los Incas.
Más de 1 semana les tomo llegar al otro lado del lago el que ya había disminuido el nivel en unos 200 metros. Isabel permanecía ensimismada porque la desaparición de su mundo parecía haberla dejado sin alma, y sin interés por nada.
Luego se dirigieron con la llave donde estaba el tesoro y Froilan no podía creer lo que veía, miles de joyas preciosas. Pusieron joyas en varias bolsas y se las llevaron. Se dieron cuenta que el Valle Caliente también se estaba inundando y tenían que apurar si no podrían ahogarse.
Al día siguiente llegaron a las primeras chozas que estaban vacías. Luego se cambiaron de ropa por una que encontraron más parecida a las que se usaban en el siglo XX. Según averiguaciones habían llegado a la Puna de Atacama, Republica Argentina. Froilán con su acostumbrada viveza consiguió unos documentos de identidad como verdaderos. Después Alonso González tomo contacto con el Banco Español del Rio de la Plata y le guardaron los tesoros que llevaban. Poco a poco Isabel fue recuperándose. Alonso pensó que sería imposible volver a Chile. Como podría explicar su tan larga ausencia. De pronto Froilán desapareció y nunca más se supo de él.
El día que Alonso termino de contar la historia estaban por partir a Europa lo acompaño al muelle Jason Defman. La despedida fue rápida. Estuvo largo rato mientras el barco se iba…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada